¿Se te ha quedado pequeño tu hogar actual? ¿Has recibido un traslado laboral y debes mudarte? ¿Hubo cambios familiares que te obligan a trasladarte? ¿Te vas a un nuevo país? En nuestra empresa de mudanzas internacionales en Valencia sabemos que una mudanza, junto a un divorcio y a la pérdida de empleo, forma parte de la trilogía de actividades más estresantes para una persona. Por eso estamos aquí: te ayudaremos a que des los pasos clave hacia una mudanza exitosa.

¿En qué se debe pensar cuando planificamos una mudanza? – Grande: Tu empresa de mudanzas internacionales en Valencia responde

Reunión previa: cuando te comuniques con nuestra empresa mudanzas internacionales en Valencia coordina un día y hora para una reunión en persona. El hecho de que un profesional tasador de mudanzas acuda a tu domicilio te da la garantía de que estás tratando con una empresa seria y responsable. La visita es fundamental para obtener una cotización realista acerca del coste final de tu traslado.

¿Seguro que hay seguro?: del dicho al hecho… que lo prometan no quiere decir que no lo anulen en la letra pequeña. Asegúrate de que la empresa que contrates tenga un seguro que cubra los posibles daños o roturas de tus pertenencias. Es muy importante que sepas hasta dónde es que lo cubren, para evitarte futuras sorpresas no tan agradables.

Tener presente los servicios que contratarás: una empresa mudanzas internacionales en Valencia tiene muchos servicios para ofrecer. Una vez que el tasador se presente en tu domicilio y te cotice los diferentes posibles servicios, tú elegirás los que necesitas. A partir de entonces, es fundamental que te centres en aquellos que no has contratado, puesto que estarán a tu cargo, y el tiempo pasa muy rápido.

Una semana antes, el mundo se detiene: idealmente, una mudanza comienza a prepararse un mes antes de que tenga lugar. Esto, claro está, si no has contratado el servicio de embalaje de nuestra empresa de mudanzas internacionales en Valencia, caso en el cual, el personal hará todo esto por ti. En cambio, si te has decantado solo por el servicio de traslado, la engorrosa tarea de empacar tendrá lugar dentro del núcleo familiar. A lo largo de nuestros años de experiencia, hemos visto muchos casos en los que las personas dejan todo para último momento. Nos ha pasado de llegar y encontrar pertenencias fuera de las cajas. Hacemos lo mejor que está a nuestro alcance, pero no siempre este olvido llega a un buen puerto. Nuestra recomendación desde la Grande, empresa de mudanzas internacionales en Valencia es que un mes antes comiences a colocar en las cajas los artículos y la ropa que menos se está usando en ese momento. Sin embargo, pedir licencia laboral y retirarse de la vida social una semana antes del día de la mudanza, te permitirá centrarte en esos últimos detalles que, como verás, te consumirán más tiempo del que originalmente habías creído.

Descarta lo que no usas más: las mudanzas son el momento ideal para la caridad. Seguramente has escuchado alguna que otra vez el viejo adagio: la basura de uno, es el tesoro de otro. Ese suéter, esos libros y esas tazas que guardas celosamente… tan celosamente que hasta te habías olvidado que tenías, pueden abastecer la vida de otra persona y alivianar tu carga hacia ese nuevo horizonte al que te diriges a toda máquina.

Maleta de primeros auxilios: no se trata de botiquín con agua oxigenada y vendas, sino de un bolso de mano con esas pertenencias sin las cuales no puedes vivir: cepillo de dientes, documentos, ropa interior, medias, una muda de ropa que ocupe poco lugar, tarjetas de crédito (jamás olvides la de débito) y, por supuesto…. ¡el Smartphone!