La logística en las empresas de mudanzas es fundamental. De hecho, no creemos que, sin una buena logística, una mudanza pueda realizarse con éxito.

Durante una mudanza son muchos los pequeños detalles que hay que tener en cuenta y que deben ser atendidos por la empresa encargada de realizar el servicio. Operarios, vehículos, barreras arquitectónicas, seguros, permisos, etc. Se deben tener en cuenta una gran cantidad de consideraciones en el momento de ponerse a trasladar la mercancía.

En los últimos años, la logística, se ha vuelto, aún si cabe, mucho más importante, debido a que la gestión del tiempo es fundamental. Por lo que, los parámetros para mejorar la organización y la optimización de los recursos, ha aumentado. Todo ello con la finalidad de una continua mejora del servicio y una mayor reducción de los costes para ser más competitivos.

Factores de logística importantes durante la mudanza

Mudanzas Grande conoce la importancia de la logística desde hace años, por el que no para de trabajar en este aspecto. De hecho, hace años, la logística no una prioridad tan importante, debido, principalmente, a que no existía tanta competencia. Hoy en día, se apuesta por ser el más competente del sector, eliminando barreras, obstáculos y cualquier tipo de impedimento con el que te puedas encontrar en el camino.

Entre los principales aspectos logísticos durante una mudanza podemos destacar los siguientes:

  • Un presupuesto siempre cerrado que no tenga margen de error. Cuando se dispone de una previsión adecuada, los presupuestos van a ser fieles con la realidad, prestando gran atención al volumen de la mudanza, la cantidad correcta de operarios, la flota con la que se cuenta y las herramientas extras que se pueden necesitar.
  • Tener siempre localizados los materiales y herramientas de la empresa. Contar con un buen inventario y saber dónde está cada cosa en cada momento. Desde los vehículos de transporte, los enseres, materiales, herramientas, etc.
  • Mantener una buena relación con empresas externas, ya que hoy en día la externalización es una de las claves para poder abarcar grandes retos, ya que permite acceder a servicios propios a través de experiencias de terceros.
  • Tener una buena organización del personal. Todo el equipo debe saber el papel que tiene, desde el que transporta, al que hace la contabilidad, el mantenimiento, etc.
  • Se debe optimizar las rutas, ya que es bueno contar con una flota amplia, pero también que los trayectos sean óptimos y rentables.
  • La logística debe meterse de lleno en las nuevas tecnologías y facilitar adaptar el trabajo, estar más próximo al cliente y poder solucionar cualquier incidencia que ocurra de forma ágil y rápida.

Una buena logística hace que el trabajo sea más sencillo y mucho más eficiente. De ahí que hagamos hincapié en seguir siempre unas directrices bien establecidas. Por ello se conocen las rutas, antes de comenzar el trabajo, se etiqueta correctamente todos los paquetes evitando pérdidas y, por supuesto, se mantiene contacto con el cliente para indicarle el estado de su mudanza en todo momento.