Al mudarnos, no solo trasladamos cosas, sino que nuestros hijos forman parte de todo este emprendimiento y asumir que el asunto saldrá a pedir de boca aunque no tomemos las medidas necesarias para el caso, es entrar en terrenos utópico. En nuestra empresa de mudanzas baratas en Valencia tenemos amplia experiencia en mudanzas con los más pequeños. De modo que te daremos esos consejos que te hubiera encantado que hubieran llegado a tus padres cuando tuvieron que mudarse durante tus primeros años en este mundo.

Mudanzas baratas Valencia te cuenta cómo mudarte con tus hijos

Informales: los niños tienen que saber que la mudanza tendrá lugar, y no el día antes de que esta ocurra, sino con bastante tiempo de antelación. Apenas tomemos la decisión de mudarnos, se lo comunicaremos a nuestros hijos. De acuerdo a nuestra experiencia como empresa de mudanzas baratas en Valencia, sabemos que llegar a la casa del niño y comenzar a manipular sus pertenencias sin que él supiera nada que esto iba a suceder, hace de la mudanza algo mucho más traumático.

Las cartas sobre la mesa: uno de los aspectos que más ansiedad e incertidumbre causan en los pequeños es no saber por qué las cosas suceden. Detrás de cada mudanza, siempre hay un propósito o un motivo. Resulta indispensable comunicárselo a nuestros hijos. Desde Grande, tu empresa de referencia en mudanzas baratas en Valencia te recordamos que esto ayudará a que la aceptación de su parte llegue antes y que la transición sea menos dolorosa. Si el motivo es algo positivo, tal como mudarse a una casa más grande o a un barrio más lindo y seguro, podremos sacar mucho provecho de ello en la etapa previa.

Diferenciar las cajas de los niños: las cajas de los niños son prioridad. Si puedes ponerles una marca visiblemente distintiva y con etiquetas: ropa, juguetes, tecnología, te facilitará enormemente la vida para destinar esas cajas directamente a su habitación al llegar a la nueva casa.

Una bolsita muy especial: dale un bolso de mano a cada uno de tus hijos para que lo lleven consigo durante toda la mudanza y que se aseguren de dejarlo en su habitación al llegar. Esto es para que tengan a mano sus pertenencias más preciadas y necesarias, tales como celulares, tablets, cepillo de dientes y algún juguete pequeño de esos sin los cuales conciliar el sueño no ese tan fácil.

La habitación de los niños es lo primero: desde nuestra empresa de mudanzas baratas en Valencia te recomendamos que la habitación de tus hijos sea la prioridad total. Si tienes la posibilidad de ir al nuevo hogar antes de la mudanza y pintarla, sería estupendo. En caso contrario, apenas lleguen todos al nuevo destino, asegúrate de que sea esa habitación la primera en armarse. Por mucho que les expliques las razones de la mudanza y que muestres los beneficios, los niños no terminan de procesar un cambio tan drástico hasta un tiempo después de ocurrido. Por lo tanto, contar con esa habitación en la que se sentirán protegidos, será un mimo muy oportuno en medio de toda esta situación.

Un recorrido de “hasta luegos”: además de organizar una fiestita de despedida en el colegio y otra con sus amiguitos en casa, Grandete recomienda que lleves a tus hijos en un tour de despedida por sus lugares favoritos de la ciudad. Visitarán su heladería preferida, su plaza de juegos y tal vez un parque de diversiones. Dependiendo de si la mudanza es a un lugar relativamente cercano o si es del otro lado del mundo, será un “hasta luego” o un “adiós.”

La estación del año: ¿Influye la estación del año en la mudanza? Sí. Lo mejor es hacerla en verano, ya que es el momento más relajado para los niños y en el que no se sentirá el cambio de colegio tan bruscamente.