Hay mudanzas que se deben hacer a través de trasporte marítimo. Por las distancias o por la cantidad de objetos que hay que trasladar. El transporte marítimo tiene muchas garantías y es muy seguro. De hecho, la prensa en los últimos años, indica que está en auge. El transporte marítimo de puerta a pueta.

En muchas empresas de mudanzas, a la hora de realizar mudanzas internacionales, el transporte marítimo es la primera y la mejor de las alternativas, motivo por el que las empresas más punteras del sector suelen contar con un servicio integral para cubrir las necesidades básicas de los clientes, garantizando la máxima profesionalidad en el manejo de las mercancías. De cualquier tipo de mercancías, con independencia de su tamaño, peso o fragilidad.

Algunos de los beneficios que ofrece el servicio de transporte marítimo

  • Por el precio. Las mudanzas por transporte marítimo tienen un precio muy equilibrado. Eso sí, debes solicitar un presupuesto personalizado, detallando, donde se recojan todas tus necesidades, donde no haya lugar por las dudas ni para sobresaltos de última hora.
  • Porque el tamaño de lo que haya que trasportar no importa. Se deberá hacer un embalaje y desembalaje correcto, atendiendo al tipo de material que se vaya a transportar.
  • El transporte marítimo requiere un primer traslado de todo lo que es objeto de la mudanza, hasta el puerto donde debe embarcar. Por lo que incluye el traslado de las pertenencias del cliente, desde el sitio de origen, hasta el puerto de embarque y desde el puerto de desembarque hasta la ubicación final.
  • Cualquier tipo de mercancía. El transporte marítimo es ideal para el traslado de todo tipo de propiedad: muebles, documentos, instrumentos musicales, coches o embarcaciones.
  • La compañía de mudanzas será la encargada de la tramitación de todos los aspectos legales de documentación y aduana, y el cliente se despreocupa de la gestión de cualquier tipo de burocracia
  • Es un transporte en el que prima la seguridad, ante todo.
  • Los contenedores son abiertos solo en presencia del dueño y, en cualquier caso, se debe llevar un seguro que cubra cualquier tipo de percance que suceda en el traslado.

Mudanzas Grande dispone de la experiencia y los profesionales necesarios para llevar a cabo este tipo de servicios con todas las garantías. Es un tipo de servicio integral, diseñado con el objetivo de cubrir todas las necesidades existentes desde el lugar de origen hasta la llegada a destino. Donde lo único que importa es la satisfacción del cliente por un trabajo bien hecho. Desde la elaboración del presupuesto, con plazos, material, tipo de embalaje, logística, número de trabajadores, equipamientos, desmontaje y montaje en la nueva ubicación.

Un transporte marítimo que es viable para cualquier tipo de mercancía, ya sean objetos de valor, documentación sensible, o vehículos. Donde la empresa de mudanzas se encarga de solicitar y gestionar los temas de documentación de aduana si fueran necesarios. Y, además, con la posibilidad de utilizar un guardamuebles, en los tiempos intermedios, si fuera necesario durante el proceso de mudanza.